lunes, 2 de marzo de 2009

Facebook, la cuaresma y la big sister


Queridos amigos, recordarán el post Facebook el big brother, y también el otro Olvidé que no se fuma durante la cuaresma

Resulta que ayer nuevamente casi me caigo de la silla de la (negativa) impresión. Una amiga mía (para que no quede dudas: alemana) en FB había estado jugando un cierto juego y obtenido muy buenos resultados, a la vista de todos en FB. Además, ella había escrito en su muro que había obtenido un puntaje muy alto. Por lo que estaba feliz.

Resulta que ayer, una amiga de ella (también alemana) le escribió en su muro -a la vista de todos nosotros-: ¿Has dejado ya el juego XXX como un sacrificio de cuaresma?

A mí me chocan estos comentarios, creo que, como dice la Biblia, el sacrificio de cuaresma -y todo sacrificio, penitencia o cómo quieran llamarlo- es algo personal y no para estarlo pregonando. Incluso o también, el sacrificio que una pueda hacer por alguien -en el plano ya no sobrenatural- es algo de lo que no hay que hablar... ¿para qué?

Que cada persona haga lo que quiera, y " en lo oculto", como dice el Evangelio. No me gustan, no son evangélicos, ni humanamente aceptables, ni estos "sacrificios públicos", ni la deshinibición impudorosa de hablar de ellos en público. Ni menos aún, imponerlos a los demás.

Ni tampoco hacer bromas en público -de muy mal gusto- acerca de estos temas. Esto no es naturalidad. Y, en último tiempo, una imposición inaceptable de MI punto de vista frente a los demás y no es divertido... Pienso yo.


3 comentarios:

Juan Carlos dijo...

hola Marta!

y como puedo añadirte en FB??

he buscado por tu nombre y obviamente hay muchas personas con tus nombres.

Ssaludos.

Hilda dijo...

Hola Marta, si bien yo te decía en broma (me disculpo de antemano por la broma) en tu otro post, que la cuaresma era buena excusa para dejar el cigarro, la verdad es que tienes razón. Digo, una cosa es usar una excusa para lograr algo y otra lo de los ayunos. Los ayunos deben ser personales y libres, nadie tiene que andarte diciendo a qué debes negarte, cuando y porqué. Si fuese obligado no sería sacrificio, sino imposición y se perdería el sentido del sacrificio.
Un abrazo. Hilda

Marta Salazar dijo...

así es querida Hilda!

no, no tienes de qué disculparte! somos amigas :)

y además, tú lo decías en broma ;)

yo me quedé con la impresión de que alejos, lo decía en serio...

un beso!