lunes, 5 de diciembre de 2016

Quién nos defiende del gender...?


🙋🏻gracias Marta recien lei tu Articulo que me hizo reflexionar y reconozco tu punto de vista mas profundo sobre el tema ,confieso lo que escribes da a conocer toda una tematica dificil,pero conclusion tienes razon🙋🏻🙋🏻buen domingo cuidate


Estimados amigos y amigas, el lengiaje anterior me lo envió ayer dgo. una amiga con respecto a mi artículo Es el Gender! Y ahora, ¿quién podrá defendernos? que invito a leer.



viernes, 11 de noviembre de 2016

La carta...


Sacó de su bolso (de cartera no se puede hablar, una cartera es de menor tamaño) varios papeles tamaño grande (oficio, diríamos en América). Miró a la gente que estaba a su alrededor que la observaba a ella, esperando qué diría y “colgaba de su boca”, como se dice en alemán.

Ella miró a su alrededor con voz complacida de sí misma y luego de uno segundos en que su mirada pasó por todas nosotras, dijo algo así como: esta es una carta que ustedes pueden firmar, pidiendo que no se apruebe la ley de la doble nacionalidad. La entonces planeada ley que permitirá a extranjeros ser alemanes y ser nacionales de otro país, al mismo tiempo.

Escuché voces que murmuraban en tono de desaprobación sobre esta ley que la directora de una de las obras, que había llegado de Colonia y que quería que firmáramos en su contra… En contra de la ley.

La ley fue acompañada de una campaña del sector conservador de la democracia cristiana alemana, titulada “Niños en vez de indios”. En alemán rima: “Kinder statt Inder”. Ya que el gobierno había planteado la necesidad de traer -con un sistema de green card- a Alemania especialistas en computación que faltaban en Alemania. Y un sector -el tradicional- de la DC alemana pedía más niños en vez de más expertos de la India.

Merkel y un pequeño grupo de la democracia cristiana, ya había comenzado a modernizar el partido y se enfrentaban a la resistencia de hombres mayores, conservadores y muy anti-indios. Estos hombres mayores eran los que dirigían el grupo que, sin embargo, estaba igualmente integrado por mujeres conservadoras que -ya entonces- no soportaban a Merkel.

Ellas me contaron que Merkel no era cristiana. O al menos, no era lo suficientemente cristiana. De partida, no era católica. sino protestante del Este, sospechosa de ser socialista. O de seguir siendo socialista de verdad, como en la DDR. Una de las señoras que participaba en mi convivencia, me contó que ella le había escrito una carta a Merkel, diciéndole que la “C” de cristianismo, debería ser más grande en el partido que, por algo se llamana democracia cristiana.

Muchas de las señoras firmaron la carta. A mí me pareció que no era apropiado -que no respetaba la libertad- que una persona que ejerce una gran influencia sobre las señoras del grupo -que están acostumbradas a obedecer órdenes- les diera a firmar esa carta. Porque, en realidad, con esto, las obligaba o, al menos, ellas firmaban bajo temor reverencial. O firmaban porque creían que era cristiano hacerlo.

Que era cristiano firmar en contra de los extranjeros… Una creencia que está lamentablemente, demasiado expandida. Como si levantar muros fuera propio del cristianismo. Yo siempre pensé que botarlos era lo cristiano… y no levantarlos.

Durante el almuerzo -en que me senté en su mesa- le dije a la persona que había venido de Colonia con la carta, que yo no estaba de acuerdo con ella. Y que sí estaba de acuerdo con la ley de la doble nacionalidad. Me preguntó si yo era alemana. Le respondí que no. Y que por eso, no tengo derechos políticos en Alemania.. que no puedo ni votar, ni ser elegida.

Ella me contestó: en tu caso, haría una excepción, ya que tú tienes tantos hijos alemanes, te dejaría, al menos votar.

Con Condorito, sólo puedo decir: PLOP!



martes, 25 de octubre de 2016

La joven de la que suponían un culto al cuerpo...


De vez en cuando, se habla de nuevo del tema anorexia y últimamente, de ortorexia... que es la búsqueda de la comida correcta. Esto es, esa gente que siempre está comiendo lo que debe, en la proporción que debe y a la hora correcta, correcta según ellos.

Hace tiempo, una amiga que iba a mi centro de Bonn me contó que tenía una estudiante (colegio) de intercambio que había dejado de comer, estaba cada vez más flaca y se ve que tenía problemas. Le había comentado a una doctora que vivía en el centro y ésta le había dado un libro -que en ese momento, mi amiga llevaba en su mano- sobre el tema.

El libro era espanol y se refería al problema de la mujer que quiere adlegazar, para verse más esbelta, ya que la sociedad la obliga a ello. Porque le presenta un ideal femenino de belleza en que ser delgada es lo mejor. Especialmente la publicidad y el culto al cuerpo serían los responsables de la situación.

Esto último bien puede ser; pero no creo que haya sido el problema de la adolescente que estaba de intercambio en Alemania. Y esto, porque mi amiga me siguió hablando de la joven. Venía de un país de Sudamérica (ni de Argentina, ni de Venezuela), sino de uno muy distinto, de uno pobre y con mucha población indígena, donde no me parece que este ideal de mujer bella y flaca sea el mayor ideal.

Resulta que a la hemrna de la joven, estando en Alemania, le habían diagnosticado cáncer. Bien grave. Y la mamá y creo que también el papá, se habían ido con ella a los EEUU para que la atendieran allá. Ella estaba aquí y los hermanos, solos en su país. A lo sumo, bajo el cuidado de la abuela u otros parientes.

Me parece que es más que evidente que la supuesta anorexia de la chica poco y nada tenía que ver con un cierto ideal flaso de mujer que nos presenta la sociedad occidental que con la preocupación de la joven por su familia. Que es lo que proponía el libro.

A lo sumo, si ella, hubiera tenido realmente anorexia (sin anamnesia de un verdadero médico, no se puede saber), la anorexia podría haber tenido que ver con un auto-castigo por estar ella disfrutando de un viaje a Europa y no haber estado junto a sus otros hermanos. Ni tampoco junto a sus papás o a su hermana enferma.

Yo no sé qué les pasa a Uds.; pero cuando yo he estado muy triste (después de la muerte de un ser querido o de su "diagnóstico de muerte"), tampoco he comido comer... Esto es algo que una doctora debería saber. Más aún si es una persona que tiene mucho contacto con gente y especialmente, con gente joven.

No siempre es la mala sociedad, con su culto al cuerpo, la culpable de todo... No al pesimismo cultural que lleva a no ayudar a la gente, en este caso, debido a un total falso diagnóstico.


miércoles, 7 de septiembre de 2016

La senora en el río Rhin, la policía, la ambulancia y los chicos que hablaban árabe


Ayer en la tarde, veníamos -con amigos- caminando por el lado del río Rhin, en Bonn (entre las 6 y las 7 aproximadamente). A lo lejos, se veía luces azules, propias de vehículos de emergencia.

A medida que nos acercábamos, pudimos reconocer un vehículo de la policía y una ambulancia. De pronto, el amigo que caminaba a mi lado, me dice: "Mira, hay gente que viene subiendo desde la orilla del río".

Efectivamente, dos personas (al menos, veíamos, en un primer momento sólo dos, ya que grandes piedras nos tapaban la visión completa) con equipo de emergencia subían por la orilla del río.

Las dos personas siguieron subiendo, abrieron una puerta que normalmente está cerrada ya que es la que comunica la vereda con la orilla del río, esto es, con el río. Lo que puede ser muy peligroso.

Eran dos enfermeros o paramédicos y creo que también un policía, llevaban a una senora no de lo más joven, ni de lo más flaca, vestida con un pantalón ancho, de vuelta a la vereda. Observamos como la conducían a una ambulancia y ésta se iba raudamente (pero sin luz azul; igual la senora podía caminar, apoyada por dos personas).

La policía dió la mano a jóvenes extranjeros, led dió las gracias e igual se fue. Entonces, yo me acerqué a uno de los chicos extranjeros. Hablaba alemán con acento; pero muy bien. Una de mis amigas (que iba conmigo) es siria, así que él nos preguntó si prefería que nos contara en árabe o en alemán. Mi amigo le dijo que él no entendía árabe. Y yo le dije que mi amiga no entendía alemán. Así que el chico terminó contando lo ocurrido en los dos idiomas. Al cabo de lo cual, yo le dije: شكر

Si quieres saber lo que nos contó el chico de habla árabe que había pasado, tienes que leer mi post de manana ;)

jueves, 1 de septiembre de 2016

...prusianos, protestantes y nacionalistas...


Una experiencia que he tenido varias veces en Alemania es que me he visto enfrentada a ese pensamiento/movimiento, conservador que es prusiano, protestante y nacionalista.

Pero lo veo en personas católicas. Les hago ver lo que yo pienso y me dicen: "sí es que también los católicos estamos tan influenciados por el protestantismo omnipresente en Alemania".

Y -pese a lo que me acaban de decit- siguen sosteniendo la misma ideología ultraconsrrvadora y muchas veces cercana a la extrema derecha anti-constitucional... Yo no los entiendo...

viernes, 8 de julio de 2016

Por qué no le gustan los musulmanes a mi nueva vecina


En estos días, recordaba un artúculo en que describí el 2009 (El vestido, el velo islámico y otras cosas) y en el que -entre otras cosas- describí la visita de un matrimonio "hiperatólico".. Habrá algo menos católico que estos hipercatólicos ultraconservadores europeos...?

El matrimonio es "académico", de esos con más cultura y con experiencia internacional. Lo que, lamentablemente, no convierte, en forma automática, a las personas, en mejores personas.

Ambos no dejaron de hablar mal de los musulmanes. Al parecer, era ese su único tema y la razón por la cual habían venido a vernos a la casa, sin conocernos (a mí no me conocían). En otras palabras, su único objetivo era expandir el odio contra los musulmanes.

La senora, como "argumento" contra los musulmanes, contó que ella estaba en su jardín. A la casa vecina se había vivido a vivir un matrimonio musulmán.

Ella salió al jardín, con poca ropa (preferí no preguntar más...) y vió a la musulmana teóricamente con velo y "muy tapada" (es raro, porque, en las casas, las ,mujeres generalmente, no usan velo). La senora se sintió mal, nos dijo que se había sentido poco menos que desnuda al compararse con la musulmana.

Y por eso, a ella no le gustan las musulmanes... Con Condorito, sólo puedo decir: PLOP!

A ella, me la he encontrado luego en retiros y considera muy triste que personas así se acerquen a medios de formación donde parecen no aprender mucho... O no aprenden nada. Pero claro, cuando quienes tendrían que hablar y ensenar cuál es la docrina cristiana, por ej., frente a los musulmanes (Nostra Aetate y Vaticano II en general), no lo hacen. lamentablemente, no me extrana que haya más sembradores de odio que de paz y de alegría.


lunes, 13 de junio de 2016

Gabriel, la AfD y el curso de retiro


El fin de semana, el vicecanciller, Signar Gabriel, propuso -no sin razón- que el Verfassungsschutz (Oficina de protección de la constitución o Ley Fundamental y de la constitucionalidad) observara a la AfD o Alternativa para Alemania, que en realidad, no es una alternativa.

Gabriel explica que, lo que escucha de los políticos de la AfD es algo que le suena conocido, porque en el pasado, algunos lo decían. Reconoce que él lo escuchó de su papá (1) que fue hasta el final de sus días, un nazi (2).

Esto me recordó lo que escribí en la nota 10 de mi columna La Alternativa para Alemania (AfD) y los Verdes de la primera época:

"En el último curso de retiro del Opus Dei al que asistí. Me chocó ver a una centroamericana hablando durante todo el retiro sobre la AfD, a la cual defendía, ya que su marido pertenecía a ella. Reclamaba, en voz muy alta (pese a que el retiro era en silencio) que se tildara al partido de nazi. Yo pensaba: si la nueva derecha y el etnopluralismo estuviera en el poder, ella no habría podido casarse con su marido alemán. Pero claro, ella sólo repitía lo que escuchaba en su casa".


____________

(1) "Habe ich alles von meinem Vater gehört"

(2) "Alles, was die erzählen, habe ich schon gehört - im Zweifel von meinem eigenen Vater, der bis zum letzten Atemzug ein Nazi war".

martes, 24 de mayo de 2016

Fascistas, antisemitas y otros


La semana pasada, tuve a espanoles antisemitas molestando en Twitter, toda la semana (organizan lo que ellos llaman "trolleo masivo"), con su bajeza, sus comentarios vacíos de sentido y llenos de improperios y descalificaciones.

Ayer, por primera vez, tuve a un grupo de italianos que se dicen fascistas... Arrrrrggggg Gente que se quedó en los anos 1920...!

Sólo una muestra: este italiano -uno de los que molesta- y que se autocalfica como fascista: @danielenavone1 tiene una foto de fondo donde se acosa a una mujer. Así son... Oh! Sudeuropa... :(




domingo, 1 de mayo de 2016

El palito ;)


En mi columna -La insana e insanta alianza- escribo esta semana:

"Observo que muchas veces quieren meter a los judíos en su juego del odio, pero ellos “no pisan el palito”, ya que los judíos tampoco son tontos".

Es curioso que, en castellano, hablemos de "pisar el palito" y en alemán, de "saltar por encima del palito", o del "palo" o "über jeden Stock springen".



martes, 12 de abril de 2016

La prohibición de matar en el Islam, en una ventana



Corán 5,32, dice textualmente: “Por esta razón, prescribimos a los Hijos de Israel que quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido en la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la Humanidad. Y que quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la Humanidad. Nuestros enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, pero, a pesar de ellas, muchos cometieron excesos en la tierra”.

La foto es mía y también la traducción. Visto en diciembre pasado en la ventana de un centro cultural musulmán de mi pueblo.


viernes, 1 de abril de 2016

Acaso soy la mujer invisible...?


Parece que soy la mujer invisible (ver mi opinión sobre este video aquí), porque, esta semana, cada vez -un poco exagerado, no ha sido cada vez; pero casi) que entro a un supermercado o negocio y estoy esperando, para que me atiendan...

Hay alguien que trata de colarse y de que lo atiendan antes que a mí. Ojo que digo "que LO atiendan", porque quienes tienen esta horrible e incivilizada costumbre de quitarle el lugar a otra persona y pasarla a llevar son hombres. Generalmente adultos o ya mayores y de la clase ABC1.

No, no son extranjeros, ni refugiados, ni salafistas. Son hombres alemanes comunes y corrientes que parece que creen que ellos tienen la preferencia siempre... Por favor...!