jueves, 5 de marzo de 2009

¿No sería la cuaresma una buena oportunidad para realizar obras de misericordia?

La verdad es que lo que le escribí a Juan Ignacio el el foro de En la oficina tienen razón, es una idea que no es mía (es que es demasiado inteligente para haberla pensado yo). La escuché de un sacerdote amigo mío; no voy a dar su nombre ahora... pero, cuando se muera :( seré una de las primeras en pedir que lo canonicen :)

Supongo que todos han leído miles de veces, el archiconocido Sermón de la Montaña (Mat. 5:1 y sgtes.) con sus también conocidas bienaventuranzas y las obras de misericordia

Mi amigo dice -y se lo he escuchado ya dos veces durante retiros de fin de semana- que después de la muerte, cuando estemos ante Dios, no nos preguntarán "ni siquiera si hemos a misa"...

... nos preguntarán, eso sí, por nuestras obras de misericordia... (ver Mt.5,7). Las obras estas sería algo así como la prueba de fuego del cristiano...


¿No sería una buena oportunidad para realizarlas ahora, durante la cuaresma, en vez de andar imponiendo costumbres a los demás? (Ver Olvidé que no se fuma durante la cuaresma o La cuaresma consiste en no comer chocolates y la mejor mortificación es una sonrisa o bien ¿Y si haces otra penitencia durante la cuaresma?).

Estas obras han sido históricamente clasificadas (las copio textual de la página recién citada) en dos grupos:

Las corporales

Dar de comer al hambriento

Dar de beber al sediento

Vestir al desnudo

Visitar a los enfermos

Asistir al preso

Dar posada al caminante

Sepultar a los muertos


Las espirituales

Enseñar al que no sabe y

Dar buen consejo al que lo necesita. "Que la palabra de Cristo habite en ustedes con todas sus riquezas. Que sepan aconsejarse unos a otros y enseñarse mutuamente con palabras y consejos sabios" (Col 3,16)

Corregir al que se equivoca. "Si tu hermano ha pecado contra ti, anda a hablar con él a solas. Si te escucha, has ganado a tu hermano. Si no te escucha, lleva contigo a dos o tres de modo que el caso se decida por boca de dos o tres testigos. Si se niega a escucharlos, dilo a la Iglesia reunida" (Mt 18, 116-17).

Perdonar las injurias. "Pedro se acercó y le dijo: Señor, ¿cuántas veces debo perdonar las ofensas de mi hermano? ¿hasta siete veces? Jesús le contestó: No digas siete veces, sino hasta setenta veces siete". (Mt 18, 21-22)

Consolar al afligido. "Anímense mutuamente y ayúndense unos a otros a crecer juntos" (1Tes 5,11)

Tolerar los defectos del prójimo. "Sopórtense y perdónense unos a otros, si uno tiene motivo de queja contra otro" (Col 3, 13)

Hacer oración por los difuntos. "Pues si no hubieran creído que los compañeros caídos iban a resucitar, habría sido cosa inútil y estúpida orar por ellos" (2Mac 12,45).

3 comentarios:

Carlos dijo...

Lo de vestir al desnudo me gustó. En esta cuaresma me voy a dedicar a buscar mujeres desnudas para luego vestirlas.
Y tu: qué haras?

Marta Salazar dijo...

ja ja ja!

yo estoy convirtiendo hombres!

PS: después, a ver si cuento del "kit para salir con una alemana" que creó un amigo ;)

Hilda dijo...

y para practicarlas no siempre en cuaresma, este mundo sería diferente si todos las practicásemos!! me encantó como citan las espirituales con citas biblícas, para que se entiendan mejor.
Muy buen post Marta. Saludos cariñosos. Hilda