sábado, 11 de diciembre de 2010

Manos...

Amiga de un país pujante del sur de América sentada a la mesa con varias sras. alemanas (la mayoría, mucho mayores que ella). Una de ellas (de familia adinerada) la queda mirando -sobre todo le mira las manos, cuidadas, como estamos acostumbradas en nuestros países- y le dice (y no riéndose, ni con admiración, sino impasible, como son estas sras. alemanas):

"Esas manos no son las de una persona que tiene cuatro niños".

No sé si reírme o llorar...

4 comentarios:

AleMamá dijo...

Ni reirte ni llorar, debes estar orgullosa, supongo....lo que es yo, ¡me como las uñas a mi edad!

Marta Salazar dijo...

gracias! motivo de orgullo entonces ;)

Ljudmila dijo...

por aqui se le da importancia al cuidado de las uñas ... y no somos ese "pais pujante" ;) No hace falta llorar, puedes reir ante opiniones tan cerradas.

Marta Salazar dijo...

entonces, me río :)