viernes, 20 de marzo de 2009

La unidad de los cristianos, desde el punto de vista de un pastor protestante


Y siguiendo con la historia de ayer... Viernes de tristeza o Domingo de Gloria

En realidad, quería cambiar de tema, pero como ha aparecido algún lefebvrista por mis blogs, y el lefevbrismo es anti ecuménico y yo soy muy ecuménica, vamos a seguir con el tema.

Precisamente, porque los lefevbristas dicen que la Iglesia católica se habría protestantizado con el Concilio, etc., etc. Yo creo que no es así, que el diálogo ha llevado a darnos cuenta que lo que nos separa es muy poco, como dijo nuestro amigo el pastor ese día. Él tiene un "encargo docente" en la Universidad (no es profesor, pero hace clases, se da mucho en Alemania, muy positivo, por el acercamiento entre la enseñanza y la práctica).

El pastor dijo entre otras cosas:

1) "aceptaría los 7 sacramentos (de la I. cat. ROMANA, porque él dice que todos somos católicos) si se lograra la unidad",

2) "dejaría gustosamente de llamarme evangélico, si se lograra la unidad".

Es un paso hacia adelante y no uno hacia atrás, no podemos quedarnos pegados en la teología de -a más tardar- 1962 (Ver Carta del Papa sobre el levantamiento de la excomunión a los lefebvristas).


7 comentarios:

Moisés Márquez dijo...

Voy a buscar a los lefebvristas en la wikipedia :)

Marta Salazar dijo...

:)

Carmen Bellver dijo...

El ecumenismo está bien, pero se entiende que son los otros quienes deben acercarse a la ICAR. Los católicos debemos dialogar para hacerles ver el valor de la unidad.

No creo que estén de acuerdo con ello. La ICAR no admite el divorcio, ni el sacerdocio femenino, ni otras cosas que las iglesias protestantes han adquirido. Pero bueno.

Marta Salazar dijo...

gracias querida Carmen!

yo creo que la igl. católica no "entiende que son los otros quienes deben acercarse a la ICAR", todos debemos acercarnos y aprender unos de otros... y es así como, en realidad, ocurre,

sobre los temas que tú mencionas, merecen post aparte :)

Un abrazo y gracias!

PS: recomiendo lectura del libro sobre Jutta Burggraf sobre el tema ecumenismo, "Conocerse para amarse y amarse para conocerse, o algo así" ;)

Albert dijo...

Las diferencias teológicas entre las dos religiones son muy profundas. No sé cómo se podría llevar a cabo esa unificación... ¿Negociando...? ¿Yo renuncio a la Inmaculada Concepción y tú a la salvación por la fe?...

Marta Salazar dijo...

yo creo que tan profundas no son, cuando se considera lo que es el núcleo de la fe y no las costumbres de los diversos países, que no son el núcleo de la fe ;)

el pastor lo recalcó en la charla: que lo que nos une es inmensamente mayor que lo poco que nos desune...

No, no negociando, dialogando :)

llegando a un entendimiento mayor de lo que los teólogos de la otra confesión realmente dicen;

el documento de la igl. católica y la luteranoa de hace alogos años fue, en este sentido, espectacular :) y causó gran revuelo -positivo- entre mis amigos luteranos ;)

católicos y luteranos estamos muy, pero muy cerca, más cerca que nunca en la historia;

lo de la salvación por la fe, viene explicado muy bien en este documento,

creo que me vendría bien leerlo de nuevo, lo voy a buscar en castellano (aunque prefiero leerlo en alemán y a ver si lo comentamos suscintamente después),

todos los temas relacionados con la Virgen María... la verdad es que, desde que las mujeres han cobrado más importancia en la Igl. evangélica, no me parecen tan complicados...

mi profesor (Doktorvater, derecho) era evangélico (era, porque murió de cáncer, demasiado temprano) y tenía en su casa, una bonita imagen de la Virgen...

un abrazo fuerte querido Albert!

Marta Salazar dijo...

qué raro que Moisés insinúe que NO conoce a los lefevbristas... yo me temo que demasiados católicos espanoles muy cerca de ellos...