martes, 24 de julio de 2012

Cuando vives cerca de un hombre que molesta a las mujeres


Resulta que este Hombre viejo que molesta a escolares jóvenes, que cada día está más viejo... es más conocido de lo que yo creía. Y no sólo eso, sino que va a misa los domingos...

Una amiga (de 55 y que se ve muy bien) me contó que él se le había sentado al lado y que inmediatamente su marido se cambió de puesto para quedar él al lado del viejo y proteger a su senora...

Otra me contó que siempre está esperando el bus y caminando frente a su casa y que, parece que va a comer a una cocina de la beneficencia de la iglesia evangélica y/o vive en el recinto que la misma tiene en este lugar de la ciudad.

El domingo pasado, después de misa, estábamos conversando con una amiga brasilera y con su vecina, una doctora que trabaja en oficina estatal de salud. Les planté el tema del degenerado este...

La amiga brasilera me contó que él ya le había propuesto a ella matrimonio (PLOP!). Cuenta que paseaba por la calle y este viejo se le acercó y le propuso casarse con él.

Sé que algunos de Uds. se reirán... Si le vieran la cara de degenerado y los ojos enfermos, nadie se reiría... No lo hace en forma simpática, sino de una manera que te deja helada y te preguntas, hasta donde puede llegar...

La dra. nos contó que ella había hablado ya con el psiquiatra de su Oficina sobre el viejo este y que él le había dicho que es muy difícil encerrarlos si no han cometido un delito y éste es probado. Y por orden judicial. Pero que los jueces tienen también muy poco poder y hay casos en que el médico senala que sería mejor encerrarlo y al día siguiente, sale de la clínica psiquiátrica...

Nos contó que este anciano vive -al parecer- en uno pequeno hogar de la Iglesia evangélica para personas con trastornos mentales; pero que no está encerrado... no claro, eso está muy claro.

El psiquiatra le dijo que este tipo de abusadores, lo que busca es poder... Yo le dije que sí, es así; pero que, en este caso, se trata de una persona que no se halla dentro de una jerarquía de poder (como un profesor o director de un internado), de manera que esto del poder es muy difícil de aplicar en su caso.

Le dije que a mí me alarmaba la ropa outdoor con que andaba... y que, en cualquier momento puede ser "la primera vez" que él comete un delito... pero que, entonces puede ser muy tarde. Esto porque, en Alemania, muchos de estos delitos sexuales se cometen en bosques o desploblados, para los que se usa ropa especial (ropa outdoor).

En fin, ahí quedamos con nuestra conversación... No sé qué hacer... Por el momento, estar pendiente...

2 comentarios:

Patricia Calvete Ossa dijo...

Ojalá que tu espera se canse de esperar y que el tipo en cuestión no haga nada.
Quizá hablar con oa gente de la esia donde vive? Quizá pedir algún documento sobre su estado mental para ver si es peligroso y así impedirle salga?
A ve es las caras engañan, tambien. Puede ser que nunca haga nada. Es lo que deseo desde acá.

María Angélica dijo...

Patricia tiene razón, hay dos posibilidades, una que es un enfermo que sólo se va en palabras y dos, que sea un enfermo que derepente actúe en contra de alguna persona.... tal vez sería bueno alertar a las personas que lo reciben en ese Hogar o donde sea que se quede... a mi, ya me dió miedo, te juro...
Cariños...