martes, 5 de octubre de 2010

Necesitamos una nueva guerra


En cierta ocasión, conversaba con un vecino (más bien, yo intentaba conversar, en ese entonces, no había caído en la cuenta que hay demasiados varones que sólo gustan de explayarse y no escuchan a nadie) que sostenía:

"Lo que necesitamos, para que esta juventud deje de ser como es, es una nueva guerra".

Mi vecino de entonces no es de un grupo neonazi, ni es skin heads, era un odontólogo ba$tante pudiente y ex-cazador, que vivía muy bien y muy cómodamente. Antes de que lo olvide, era alemán, pero de apellido italiano, PLOP!

Me acordé de él por lo qe escribí esta mañana La guerra, qué buena es la guerra


4 comentarios:

Nicolás dijo...

Efectivamente necesitamos una guerra, pero sin armas. Una guerra contra nuestro egoísmo, nuestra pereza, envidia, etc., en definitiva contra nosotros mismos.
Los llamados valores se adquieren luchando, con esfuerzo. El que no se esfuerza muere, es decir, viene apartado de la vida.
De aquí la responsabilidad de los padres en la educación de sus hijos. Si les enseñan los verdaderos valores, serán hombres y mujeres de provecho. y si no les educan bien, llegarán a ser cadáveres ambulantes.
Es necesario evitar las guerras que utilizan armas de destrucción, en las que mueren muchos inocentes, llenos de valores. Aunque en los últimos años el aborto ha matado mas ciudadanos que en todas las guerras juntas.
No se arreglan los males que afligen a la humanidad utilizando males mayores. Solamente una educación en los verdaderos valores puede terminar con el lamentable estado de las nuevas generaciones.

Marta Salazar dijo...

gracias x tu comentario Nicolás,

y hay que defender a los más débiles, a todos, a los no nacidos (hacerle la vida más fácil a las embarazadas, a todas; ayudarlas de verdad), a los gitanos, a los "moros", a los "sudacas", a quienes son atacados injustamente, a los "rumanos", etc., etc.

Y educar a los hijos en consecuencia ;)

muchos saludos por Espana!

Carlos F. dijo...

Hola Marta: ya que hablas de ayudar las embarazadas: ¿qué opinas del permiso de maternidad de 20 semanas?¿Crees que pueda aplicarse? En Alemania, parece que no hay mucho apoyo a la iniciativa. Pero es que con la natalidad tan baja....es casi una cuestion de Estado.
Saludos

Marta Salazar dijo...

Carlos, acá, en los hechos, después de tener un nino, NO vuelves a trabajar, hasta que el chico o la chica tenga ya 15 años... o más... o nunca... No sé cuánto dure aquí el "post natal", pero el permiso sin goce de sueldo y sin que te puedan despedir dura años... y después, igual, muchas mujeres no vuelven...

es cierto que esto está cambiando un poco desde el gobierno de Merkel-von de Leyen-Schröder; pero... aquí es mal mirada una mamá que "trabaja", en el occidente y hasta ahora al menos

y para que veas, querido Carlos, pese a ello, tenemos una fertilidad tan baja...

Un abrazo fuerte!