miércoles, 29 de julio de 2009

La gripe porcina y la cena del Señor en la Iglesia evangélica


No sabía donde escribir este post ;) Lo escribo aquí y que conste que hoy salió la noticia en la portada de Die Welt, arriba y con foto de una hostia.

A una le llaman la atención algunas costumbres de la Iglesia evangélica de Alemania (la famosa EKD), sobre todo a mí que siempre me ha dado asco tomar cualquier bebida del mismo vaso (o copa) de otra persona.

Resulta que durante el Abendmahl (o cena del Señor) en la iglesia evangélica en Alemania (no, no me refiero los canutos que andan por la calle, cantando y amenazando, como los que se ven en Chile; me refiero a la muy seria e institucional comunidad eclecial fundada por Lutero y por Calvino, de la cual forman parte reyes y duques, descendientes de los "principes alemanes" que consumaron la Reforma), se toma la sangre de Cristo del cáliz, del único cáliz que pasa de mano en mano, esto es, de boca en boca, de manera que todos toman (beben) la sangre del Señor (esa que, una vez que se le cayó, Lutero lamió con su propia lengua, limpiando así el suelo del templo de la sangre del salvador) de la misma copa.

Esta costumbre siempre me ha parecido... horrible! Menos mal que no soy evangélica, porque tendría que subir al altar y tomar de la misma copa que los demás (generalmente, muy mayores de edad)... O quedarme sin comulgar. Sí, porque se comulga con el cuerpo y la sangre del Señor, y no sólo con el cuerpo, como ocurre generalmente (pero no únicamente) en la Iglesia católica.

En la Iglesia evangélica de Santiago de Chile, Der Erlöser o El Redentor, me consta que comulgan de la misma manera (o casi de la misma manera) que en la Iglesia de las Carmelitas que quedaba cerca de mi casa: la hostia se mete en el cáliz con vino y así se comulga bajo las dos especies, sin tener que tomar todos de la misma copa... Sin duda, una buena solución ;)

Sí, ya sé que JC y sus apóstoles, durante la última cena, bebieron todos (suponemos al menos) del mismo cáliz; pero no creo que haya que seguir la Escritura tan al pie de la letra como para hacer exactamente lo mismo que hicieron ellos. Si fuera así, tendríamos que andar todos con túnicas y sandalias y los hombres dejarse barba, vivir en casas sin calefacción y con techos planos, como en Palestina de entonces.

Siempre les dije a mis amigos alemanes protestantes que encontraba que esta costumbre no era higiénica. Y que aprendieran de los alemanes de Chile que -a la manera católica- simplemente untaban la hostia en el vino... Pero no lo tomaban del mismo cáliz.

Ahora, después de 500 años, y gracias a la gripe porcina, los evangélicos han decidido que no tomarán del mismo cáliz, sino que untarán la hostia en el vino :) Ojalá que sea una costumbre que perdure...

Podría haber patentado esta idea ;)


10 comentarios:

Anónimo dijo...

uuf, yo también soy muy quisquillosa con ese tipo de cosas y no me gustaría nada eso, también me parece muy antihigiénico :(

Gripe porcina 1-Protestantes evangélicos 0

Beso!
María del Carmen

Anónimo dijo...

uuf, yo también soy muy quisquillosa con ese tipo de cosas y no me gustaría nada eso, también me parece muy antihigiénico :(

Gripe porcina 1-Protestantes evangélicos 0

Beso!
María del Carmen

Dyas dijo...

Pues sí, a ver si la nueva costumbre perdura...

Marta Salazar dijo...

así es ;)

wow! veo que vives en La Antártida! no hace mucho frío?

saludos!

Ljudmila dijo...

Si patentases la idea parece que seriamos varios en protestar por no haber llegado primeros ...a mi este cambio de actitudes por la gripe porcina en nuestra propia Iglesia la catolica no me disgusta nada. No me gusta andar dando besos a alguien que tengo al lado simplemente por tenerlo al lado... Algo mejor es darse la mano y mejor aun me parece lo que hacen en Wadowice: se dan vuelta hacia un costado y otro, dicen "la paz..." y sonrien sin andar hacindo todo el barullo que hacemos en nuestras Iglesias, algunos haciendose media iglesia como si fuesen en peregrinacion. Que antipatica no?

Marta Salazar dijo...

Hola hola! La verdad es que, como te puedes imaginar -conociendo a los alemanes- aquí NADIE NUNCA se ha dado un beso al desearse la paz!

Incluso una amiga mía chilena, me dijo que ella no le daba más besos a las amigas (de los hombres ni hablar, que eso sí que sería un "pecado" en Alemania, ja ja) en la misa, porque habían comenzado a comentar que era lesbiana, ja ja

En general, al menos en Chile era así: si tenías a tus amigos y parientes al lado, podías darle un beso; pero a gente desconocida, le dabas la mano ;)

yo, a veces, en Alemania (aquí sólo se da la mano; pero tú sabes que aquí NO saludamos de beso, salvo que seamos de la nobleza, ja ja), le hago el signo hippie de la paz a la gente, ja ja, se horrorizan, pero no me importa, yo me divierto!

pero cuando estamos con amigos argentinos, sí que nos repartimos besitos entre todos y lo encuentro super bueno, sinceramente :)

no te mando un abrazo entonces, sino que te mando una inclinación de cabeza!

AleMamá dijo...

Pensamos parecido sobre el tema. Te dejo este enlace*

Ljudmila dijo...

jajaja Marta. Gracias igual ;)

Marta Salazar dijo...

de nada!

en todo caso, querida Alemamá, como digo más arriba: a mí sí me gusta dar besos!

salu2

Marta Salazar dijo...

Hola hola! sí,se ve :)

sube tú también fotos !

un abrazo fuerte!