domingo, 14 de junio de 2009

Chile, la economía social de mercado, África, México y los profesores universitarios


El sábado estuve en un cumpleaños. Uno de los invitados es un jovial profesor de la Facultad de economía de una Universidad de Baviera :)

Conversando, nos sorprendimos positiva y recíprocamente, ya que teníamos varios conocidos en común ;)

Él me dijo: "Chile es un país al que le va fantástico. Y esto desde hace ya 20 años o mucho más. Un amigo que viaja con frecuencia a Chile cuanta que es un país sumamente moderno y con una economía fantástica. Pero el ambiente es muy agradable, es como viajar a Italia".

Hay que hacer ver que a los bávaros les encanta Italia.

Bromeando le dije: "ojalá que no en el tema corrupción..." risas. No, no es posible, Chile está desde hace varios años, sino desde siempre, muy por encima de Italia en el índice de no-corrupción de Transparencia Internacional

Entonces, le dije lo que pienso: "sabe lo que ocurre: donde hay economía social de mercado (en adelante EMS), se sale adelante. No hay otra solución: hay que dejar en libertad a las personas, hay que permitirles ahorrar con intereses, bajar la inflación, por supuesto, el sistema económico tiene que ser transparente y limpio, no corrupto y probo; tiene que valer la pena trabajar -como dice el slogan de Silvana Koch-Mehrin-".

Ahora me doy cuenta que olvidé por completo mencionar el tema de la apertura de la economía al mundo. Supongo que no lo mencioné porque en mi subconsciente registré que es imposible hoy sostener un sistema de economía cerrado, por una parte, tenemos a la estupenda globalización y por la otra, el ejemplo negativo de Corea del Norte.

Él me dijo, relativizando un poco mi discurso en favor de la EMS y con admiración hacia los chilenos (yo no quiero admiración, prefiero la verdad): "En Chile, la gente tiene el background para trabajar bien en un sistema de mercado (curiosamente no mencionó el adjetivo social); pero hay otros países en que la gente no lo tienen..."

No lo dijo explícitamente, pero con esta frase advirtió que la EMS no se podría implementar en todo el mundo, porque hay pueblos incapaces de "hacerla suya".

Yo le dije que no pensaba así, que pensaba que toda persona sí podía desarrollarse y desarrollarse bien en un sistema de EMS. Que antes de que se implementara la EMS en Chile, muchas personas decían que no resultaría; pensé en la manida y estúpida frase de la clase alta chilena de entonces, llena del pesimismo cultural propio de ciertos grupos pseudoelitarios o elitistas... "el chileno es flojo". Pero que estaban equivocados, como lo demuestra lo que él mismo estaba diciendo.

Pensé también en la típica idea que se tiene en Alemania -y en otros países- del mexicano, como un hombre con bigotes y si afeitar que duerme bajo un gran sombrero y no hace nada... nada más que dormir... Esa imagen que yo -en charlas que di alguna vez sobre el tema- siempre he atacado, como un prejuicio aletargante.

Mencionó él el tema África, como un continente donde la EMS no podría ser implementada tan fácilmente. Nuevamente sentí mi ignorancia en geografía de África, porque olvidé el nombre del país que sí ha surgido en África (relativamente, claro) gracias a la EMS.

Le dije -esta es otra de mis tesis, incluso la he publicado en algún artículo aparecido en México-: "el problema de África es que se le pide a su gente pasar sin solución de continuidad desde la edad de piedra a la modernidad..."

Bueno, eso es más o menos lo que pasó ayer en el cumpleaños. La verdad es que me gusta mucho conversar, intercambiar opiniones, debatir. Me encantan los profesores universitarios porque puedes, por lo general, intercambiar opiniones con ellos. En un plano de igualdad :)


2 comentarios:

Ljudmila dijo...

Tenemos un buen ejemplo en Chile alli nomas detras de la cordilera y seguimos sordos y ciegos. Claro yo tambine pienso que algun dia aprenderemos...

Marta Salazar dijo...

no es perfecto, pero algo es algo ;)

un abrazo fuerte!