miércoles, 21 de enero de 2009

Niños negros


Ahora que Obama asumió en los EEUU, recordé algo que viví hace mucho tiempo.

Una amiga mía de la high nobility de Austria-Hungría y procedente de un país vecino (donde no se habla alemán), casada con un alemán.

Mi amiga y su marido (alemán), ambos son rubios y de ojos azules. Ella tiene "la desgracia" -eso sí- de no ser nada de germana -sino eslava- y además, de tener incluso sangre indígena americana en sus venas *. Aparte de italiana y un montón de genes irreconocibles, por lo mezclados...

Muy cerca de ella, se había mudado una familia "de color", con niños pequeños, del mismo color que los padres, claro.

Su suegra (que vivía en la misma casa, sólo que en otro piso, como ocurre tantas veces en Alemania) le advirtió (su suegra era alemana-alemana y no de la nobility) que, por ningún motivo, sus nietos podrían jugar con esos "niños negros".

Su suegra continuaba -me contaba mi amiga- que era el colmo que a ese barrio "tan bueno" (yo vivía también por allí) vivieran ahora negros. Cuando mi amiga me lo contaba, no podía reprimir su rabia en contra de estas órdenes suegriles.

Se pueden imaginar lo que pasó: mi amiga llevó extra a sus hijos a jugar con los "niños negros". Para horror de su suegra.

Así son mis amigas :)

_________________

(*) No hay que olvidar que los Habsburgo eran los monarcas tanto de Austria y de un montón de países de por aquí, como de la España; de la España que conquistó América y que no tuvo ningún tapujo en "juntarse" con los indios americanos. Era el espíritu de la hermandad de la "raza humana", que no susbistió -políticamente- cuando los borbones asumieron la corona española.


5 comentarios:

esteban lob dijo...

Hola Marta:

Al igual que EE.UU. modificó con el paso de los años su mentalidad mayoritaria y hoy tiene un presidente negro, ojalá personas como la que mencionas se hagan un lavado de cerebro.

Cariños.

Marta Salazar dijo...

así es no más!

un abrazo!

Hilda dijo...

A palabras necias oídos sordos, bien por tu amiga!! saludos cariñosos. Hilda

Marta Salazar dijo...

;)

Anónimo dijo...

que ascooooo los negros, deberían haber más suegras asi para que las mujeres blancas no tiren sus genes a la basura engendrando hijos con esos monos