jueves, 11 de septiembre de 2008

Qué habrá causado el incendio de la verdulería


Acerca del Incendio de la verdulería de Mehlen, no no fue consecuencia del temporal querida Hilda (A la defensa de la vida y la salud) y gracias a Dios, dear Benita (MIS JEFES LLEVAN CHUPETE), tampoco hubo "daños personales".

Al preguntarnos, el lunes y el martes ¿qué habrá pasado? las respuestas fueron varias:

1.- joven amigo: vandalismo (claro, él lo conoce por el comportamiento lamentable de algunos jóvenes, por no decir niños);

2.- abogado: delito de incendio, típico, para cobrar el seguro;

3.- comerciante del pueblo: lo quemó la competencia (en Bonn hubo un caso de varios incendios mutuos y recíprocos entre verdulerías que se quemaban unas a otras).

El martes en la tarde, estaba frente al local, tomando las fotos... cuando apareció frente a la ventana de mi auto, una sra. que comenzó a hablar (en negritas):

¿por qué toma fotos? ¿sabe Ud. algo del caso? ¿es algo de la familia?

yo: no.

Ah! -prosigue la sra. con acento rhenano y bastante bien vestida- porque yo vivo aquí (vago, no le entendí bien donde vivía, pero cerca, muy cerca, en una residencia para la tercera edad) y a las 11. 25 de la noche de hace dos días (calculé rápidamente: noche del domingo al lunes), escuché una explosión y...

me arrodillé en la cama para ver todo por la ventana, las llamas llegaban hasta el edificio del lado.

fue como cuando Ud. enciende con un fósforo (cerilla en algunos países) una olla llena de bencina.

Y ¿sabe Ud. lo que cuentan los vecinos?

yo: no.

que fue la sra. XXX de la familia (no le entendí si la mamá, la suegra, la cónyuge, la hermana o la prima) lo quemó...

y ¿sabe por qué?

yo: no.

Porque el XXX vendió estos terrenos muy baratos... y ella no estaba conforme con el precio y se enojó mucho y en venganza... el domingo quedó el negocio...

¿Será verdad? Había otra persona mirando: un turco, típico turco: bigotes de turco, nariz de turco, expresión de turco. Un turco de esos de la primera generación, bueno y bien educado, amable. Comencé a hablar con él. Me dijo que vivía en el edificio del lado; pero que no sabía nada de cuáles podían haber sido las causas. Me preguntó qué había dicho la sra. ...

Ayer pasó un amigo en bicicleta por el lugar y le preguntó al dueño -que ha estado sacando los restos de su negocio en grandes camiones- qué había pasado...

El dueño le contestó: Si yo lo supiera...

Hoy 11, comzarán nuevamente a vender, paso hoy por ahí y trataré de indagar más, después les cuento.


4 comentarios:

Ljudmila dijo...

Muy buen relato Marta como cada uno ve las cosas con sus propios ojos. Podras descubrir la verdad?

Marta Salazar dijo...

hoy sigue.... je je

Hilda dijo...

gracias por contestarme, y sigo leyendo el otro post, esta historia está de detectives!!! yo sigo esperando el final del pobre abogado que no pudo ayudar a la señora accidentada.
saludos, Hilda

Marta Salazar dijo...

sí, es que no los he visto; no he tenido tiempo! qué horror! pero es así!