viernes, 22 de agosto de 2008

¿Sabes cuál es la experiencia que he tenido con los turcos?


A comienzos de semana, conversábamos con un amigo de diferentes temas y me preguntó: ¿sabes cuál es la experiencia que he tenido con los turcos?

Le respondí: no y me dispuse a escuchar su historia, que transcribo a continuación.

Cuando estudiaba medicina, en Frankfurt y andaba vestido con jeans viejos y sin afeitarme (mi amigo es social, económica y culturalmente ABC1 en Alemania; pero los prusianos, como él son, gracias a Dios, gente muy sencilla), iba en bicicleta y me caí al dar una vuelta y me rompí la cabeza...

No, no el cráneo, sino sólo la frente y un poco más arriba, donde hay muchos capilares y sangra mucho.

Ninguno de mis compatriotas alemanes (meine deutsche Landsleute, decía en alemán) me ayudó, sino que hacían una curva en torno al lugar donde yacía... para no tener que acercarse a mí y ayudarme...

El único que me ayudó fue un turco que apenas sabía alemán. Se acercó a mí, me ayudó a levantarme y, cuando vió que podía caminar, tomó mi bicicleta y la llevó, yo iba detrás y él me decía: kommen kommen! Venga, venga.

Me condujo a un médico de emergencia que me atendió. Un turco en Frankfurt. Los alemanes que me veían, me habían evitado y no me ayudaron. Esa es la experiencia que tengo con turcos... Culminaba el relato de mi amigo.


6 comentarios:

Verónica dijo...

Yo estudio con un numeroso grupo de mujeres turcas de todas las edades. Todas son mujeres extraordinarias. Otra cosa seria hablar de lo que su cultura supone para ellas, sobretodo viviendo en Alemania.

AleMamá dijo...

El buen samaritano, al pie de la letra. ¡Increíble!

alejops dijo...

¡Aisss! Alemamá me lo ha quitado de la boca... es que es igualito.

Sudaka Universal dijo...

Yo de los turcos en Alemania admiro su bilingüismo (2ª y 3ª generación) y la capacidad de generar empleo para sus compatriotas.

Por otra parte; mi contacto con los turcos ha estado limitado a ir a alguna de sus tiendas de "baratijas" ("todo a 1 Eur") o de alimentación. Y suelen ser gente simpatica y que ofrecen buena atención a su clientela.

Bueno, luego también están los juvenzuelos que andan por ahí haciendo el vago (van de rollo "turco-ganster") y que dan verguenza ajena. Pero esto tipo de jovenes también se ve entre los 100% kartoffeln (estos van de "Ja toll" "NewYorker-ganster"). Así que no es cosa solo de los turcos.

Ljudmila dijo...

Tambien estan los que te dicen ah los judios... y sin embargo yo he tenido solo buenas experiencias con ellos. Ninguna mala experiencia con los turcos, pero me quedo grabado algo que me conto mi hermana que le paso durante un viaje reciente durante el vuelo. Un turco se levanto de su asiento, tomo la alfombrita la puso en el suelo al fondo del pasillo, se arrodillò y se puso a rezar.
Gracias Marta.

Marta Salazar dijo...

gracias amigos!

sudaca, mejor turk makker, ja ja

a ver si después escribo algo sobre ellos, donde vivo yo, está lleno!

saludos a todos!