jueves, 3 de julio de 2008

Estrategia en época de crisis y también en época de abundancia


Queridos amigos: Benita nos pasó una invitación, que se agradece mucho: EL MEME DE LA CRISIS: APORTA TU ESTRATEGIA

A España está llegando recién la crisis, en parte por lo que decíamos acerca de las fases del ciclo económico, enlazo el blog CNN de Eugenio que linkeó un post anterior mío sobre el tema.

Y por lo que comentábamos en La riqueza no proviene de venderse las cosas entre las mismas personas pero cada vez más caras

La verdad es que, en Alemania, vivimos ya la crisis desde hace más tiempo, sí, acá seguimos en crisis; pero estamos saliendo... Situaría el cénit de la misma a fines del gobierno de Kohl y hasta el gobierno de Schröder que, pese a su verborrea estatista, impulsó medidas de esas que se critican como neoliberales, pero que han contribuido a que el desempleo disminuya y aumente el crecimiento económico (al menos a evitar el decrecimiento).

Lo otro que ha ayudado a Alemania, ha sido el crecimiento de la economía mundial, especialmente de los países BRIC, ya que la industria ha exportado de tal forma que hemos llegado a ser los campeones mundiales de las exportaciones por varios años consecutivos. Alemania tiene una economía abierta, que es la clave del éxito.

Además, la crisis bancaria no nos ha afectado tanto. Sólo a algunos bancos estatales de administración altamente deficiente.

Sobre el problema en Spain, hay que considerar también estas estadísticas: Porcentaje de gastos destinados a "comer afuera"

En fin, antes de pasar a los consejos para ahorrar (en mi caso, sobre todo, para ahorrar energía), tengo que decirles que pienso que ahorrar no significa necesariamente bajar el nivel de vida, sino usar los escasos recursos con mayor eficiencia y en segundo lugar, pienso que la austeridad es una virtud que conocemos muy bien en mi país y que no necesariamente debe vivirse en tiempos de escasez, sino en todo momento.

Personalmente, detesto el exhibicionismo y el aparentar (ver Magnus Gäfgen):

1.- si es posible y vale la pena, poner paneles solares en el techo de la casa;

2.- usar más la bicicleta y los zapatos, así, además, se "mantiene la figura";

3.- en casas y oficinas, cambiar los vidrios simples, por vidrios dobles, así se aumenta la seguridad y se evita escuchar "el ruido de afuera";

4.- usar, en lo posible, lámparas que ahorran energía; acabar con los stand by, son muy caros;

5.- comprar el supermercado y tiendas baratas y/o casi sólo en oferta;

6.- comprar productos (todo tipo) en oferta; tal vez se pueda esperar a "que bajen de precio"; por estos pagos, sí compensa comprar anticipadamente -pero no sé cómo será en otros países- esto es: en la liquidación de invierno para el próximo invierno y en la de verano, para el próximo verano. Ya sé que algunos me dirán que temen andar por la vida pasados de moda; pero les aseguro que, de una temporada a otra, nadie se dará cuenta.

En fin, yo creo que en cada familia y en cada país, la forma de ahorrar es diferente. No se puede dar soluciones únicas, no hay recetas universales.

Estas pocas medidas son sólo sugerencias que servirán a algunos, a otros no. Pienso que lo mejor en cada caso es hacer un balance de los medios de que se dispone y pensar en qué se puede invertir y en qué, simplemente no se puede. Y esto, sin caer en el victimismo. Sin sentirse mal ni pensar calvinísticamente que los demás son mejores por disponer de más dinero. Porque no es así.

Además, hay que tratar de administrar bien lo que se tiene, lo que pasa por cuidarlo y no deteriorarlo, ya que, lo poco o mucho que se tenga, tendrá que durar muchos años.

Pero lo más importante, es la disposición a no despilfarrar los escasos medios económicos, no en último término, por una responsabilidad ética. Sí, Uds. saben que, los medios siempre son escasos, por definición y hay que usarlos con responsabilidad.


14 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Marta por responer al Meme.
También compro en rebajas de un año para otro!. Además si compro algo en Zara para el año siguiente, cuando me lo pongo, ya no lo lleva tooooooooodo el mundo, y si han pasado dos etmporadas y es de corte clásico-moderno-hippy no lo lleva ya nadie y es casi, casi como un modelo exclusibo (eso sí, por 20 eur...)

Saludos

Benita

Marta Salazar dijo...

ja ja ja!

también lo hago yo!

mientras escribía, pensaba en que es tan difícil dar consejos, no sólo de un país a otro, sino de una familia a otra,

por eso, mis discurso de autenticidad y austeridad! ja ja

un abrazo fuerte!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Socooooooooooorro , puso esxclusi-o en vez de EXCLUSIVO!

Benita Pérez-Pardo dijo...

Perdona por las erratas pero es qeu estoy en el trabajo y voy a toda velocidad...

Tengo que hacer un curso de mecanografía...

Marta Salazar dijo...

ey, da lo mismo! un abrazo!

Marta Salazar dijo...

manana se lo paso a otros blogs!

:)

Ljudmila dijo...

Muy bueno Marta. Coincido y cuanta falta nos hace por aqui. Solo se habla de pobreza pero de austeridad? mala palabra!

Rula Guatona dijo...

Ich auch hago la de comprar al final de la temporada, que alegria cuando conseguis botas 100% de cuero por solo 49 euros, siendo que al comienzo del invierno salian 150!
Jajajajaja
Besitos

Marta Salazar dijo...

sí, es una satisfacción imperdible!!!

Ljudmila! no te incluí en el meme porque no es precisamente el tema de tus blogs, pero... si quieres y puedes... sería fantástico que nos dieras tú también una lista con consejos de cómo ahorrar y en qué sin "perder la compostura"!

un abrazo fuerte!

Hilda dijo...

interesante tu meme, yo todavía me estoy quebrando la cabeza para responderlo en mi blog, ya que Benita también me lo pasó. Saludos. Hilda

Marta Salazar dijo...

por eso no te lo pasé a ti, porque ya te lo había entregado Benita... te doy un consejo: pregúntale a tu mamá... :)

besos Hilda!

PS: ossiel pasó por mi otro blog esta manana!

Hilda dijo...

Hola Marta, ya casi lo respondo. Y por supuesto que lo que he aprendido, se lo he copiado a mi mamá jajaja
buscaré el post donde te visitó Ossiel, saludos afectuosos. Hilda

Verónica dijo...

Mi padre tiene aún un pequeño cartel en su pequeño taller de chapa, y lo recuerdo ahí pegado a la pared desde que era una niña, así que supongo que lo colocaría en alguna de las crisis anteriores. La parábola dice así:
Érase una vez un “ pequeñito empresario “que vivía al lado de una carretera, donde
tenia un puesto pequeñito de bocadillos.
Era sordo y, por tanto, no escuchaba la radio. Tampoco veía muy bien y, en
consecuencia, no leía los periódicos, ni veía la televisión.
Pero un buen día arrendó un trozo de terreno, levantó un gran letrero en aquel lugar,
y pregonaba las excelencias de su mercancía, gritando a todo pulmón:
-¡ Compre deliciosos bocadillos calientes!-
y la gente los compraba cada día más.
Aumentó considerablemente sus adquisiciones de pan y carne. Compró una parada
mayor para ocuparse mejor de su próspero comercio y, tanto trabajo tenía, que
mandó recado a su hijo para que le ayudara, y debía regresar de la Universidad de
Harvard, donde estudiaba Ciencias Mercantiles.
Pero entonces ocurrió algo inesperado e importante.
Su hijo le dijo:
“ Papá, ¿no escuchas la radio, no lees el periódico, ni ves tampoco la televisión?
Estamos atravesando una gran crisis. La competencia asiática es terrible. La
situación está francamente mal y no podría ser peor..”
El padre entonces pensó: “mi hijo que estudia en la universidad de Harvard, lee los
periódicos, escucha la radio y ve la televisión debe saber muy bien lo que se habla.
¡ Soy un hombre afortunado al haber sido informado a tiempo de todo esto¡
Así que tomo las acciones correctoras según la información que recibió;
1º.- compró menos pan y menos carne,
2º.- desmontó el gran letrero,
3º.- dejó el arrendamiento de aquel terreno para poder eliminar gastos y hacer frente
mejor a la crisis,
4º.- ya no pregonaba sus deliciosos bocadillos, y ocurrió entonces que sus ventas
disminuyeron de día en día
Le dio las gracias a su hijo:
-Tenías razón, hijo- le dijo al muchacho -verdaderamente estamos atravesando una
gran crisis.
“EVITÉMOSLA...”

Marta Salazar dijo...

tienes bastante razón Verónica!

con tu permiso -que supongo- la copio como post en este blog

:)

Saludos y te lo agradezco mucho!