sábado, 5 de abril de 2008

La búsqueda del reconocimiento


Queridos amigos, ya sé que les había prometido contarles sobre este libro (How to be a Kraut - un estudio de antropología cultural sobre el pueblo alemán) y que no he cumplido.

Pero como, más vale tarde que nunca, empezaremos hoy por la pág. 8, esto es, por el principio: el periodista británico cuenta que los alemanes tienen el síndrome del reconocimiento, o síndrome de War ich gut? Del ¿estuve bien?

Dice Boyes que lo preguntan con frecuencia a los extranjeros y que saborean (lechzen) la respuesta positiva.

Me dejó pensando, creo que tiene razón. Incluso hay formas más sutiles de hacerlo: cuando se tiran al suelo y te dicen que son tan malos, lo que, en el fondo buscan, es que una les diga: no, si en realidad, ¡Uds. los alemanes son superiores a todos!

Esto, tanto a nivel individual, como colectivo.

Algunas veces -me pasó hace poco- te lo cuentan: fulanito de tal me dijo que los alemanes somos fantásticos y no es verdad lo que se dice de nosotros en el mundo.

A ver, y ¿cómo saben lo que se dice de ellos en el mundo?

Esta búsqueda del reconocimiento, no me parece buena... ni para la psiquis alemana, ni para los pobres extranjeros que tenemos que estar pendientes de no ofenderlos y de que no se agudice más aún su complejo de superioridad...

Hay varios personajes de la política alemana que, para mí, encarnan lo obervado por Boyes: Stoiber y Schröder.

Esta vez, los dejo con una foto del bávaro Stoiber, tomada de Wikimedia, de dominio público y cuyo fotógrafo es Christian "VisualBeo" Horvat, a quien le damos muchas gracias por poner esta foto a disposición de todos. (A diferencia del gobierno argentino, ver el párrafo final de Armas rusas para Venezuela).



5 comentarios:

Kijar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marta Salazar dijo...

de nuevo propaganda de un "security center" que está lleno de virus! por eso lo borré! por favor, nunca hagan clic en estos "mensajes" que no son tales!

Salar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Marta Salazar dijo...

qué horror! era más propaganda!

Kijar dijo...

See Please Here