viernes, 8 de febrero de 2008

Y después del carnaval ...


Queridos amigos: no hace falta decir nada. Las fotos son de Fritzi





6 comentarios:

Alemamá dijo...

Parece que los excesos en el beber tambioén son un icono de las fistas. En este ejemplo no han sido todo lo ejemplares como para llegar con las botellas al contenedor. Buena imagen, ilustra todo un tema.

Benita dijo...

Veo que en Alemania también teneís los tres contenedores para el reciclaje!.
Debe ser qeu el alcohol no es reciclable!
Un saludo

Marta Salazar dijo...

Hola hola, sí, y lo que pasa es que los contenedores estaban tan llenos que las botellas tuvieron que dejarlas afuera del mismo! pero nótese que ordenaditas...

ja ja

un abrazo fuerte!

Morgenrot dijo...

Me dejas sorprendida!!!!!!

Los alemanes dejan todo limpio y cómo no cabían más vidrios, lo dejan al lado del contenedor...

En España lo dejan todo roto tirado por las calles y sólo reciclamos un pequeño porcentaje de la población.

Lo único en común es que el alcohol gusta a todos, pero el resto... es otro mundo.

Marta Salazar dijo...

Hola Morgenrot!

claro que esto ocurre en Ban Godesberg, donde el % de extranjeros (generalmente no del precariado) es bastante alto, así que yo casi te diría que tiene más que ver con la cultura formal que las personas han recibido y la informal que han gozado en su casa,

las botellas me recuerdan los palitroques del bowling!

un abrazo fuerte!

Morgenrot dijo...

Marta:

Las fotos no dejan de sorprenderme. ¿es la población la que ha dejado así las botellas o es la limpieza pública la que primero ha limpiado y después ordenado?.

Si es la población, yo firmo ahora mismo que esa educación, con alcohol- que en España sobra-, se traslade a España sobre la marcha.

Te agradecería contestación, sin prisas y cuando buenamente puedas, pues a veces no da tiempo contestar debidamente a todo comentario.

Viele Danke und Küssen.