domingo, 9 de diciembre de 2007

Tu nombre en tu teléfono


Hace algún tiempo, L.A., en su estupendo blog, se refirió al producto protegido de Falabella, Producto protegido: el servicio más estúpido del mundo y ahora, una vez más, recuerda el tema Otra razón para ser feliz

Mutatis mutandi, se pondrá de moda en Alemania, probablemente, grabar la carátula de los celulares CON EL NOMBRE del o de la propeitario/a o al menos usuario/a, como se aprecia en las dos fotos de más abajo.

Pero no con el número, sino con el nombre... Ja ja. ¡Para que no se nos confundan los teléfonos!




4 comentarios:

L.A. dijo...

Muchas gracias Marta!

Muy interesantes las fotos. Por lo visto allá, como supongo que los problemas de delincuencia son infinitamente menores, tomaron este asunto desde un punto de vista más estético que en Chile.

Marta Salazar dijo...

... aunque lamentablemente los celulares sí se roban mucho; sobre todo "entre" los mismos jóvenes, incluso "dentro de" los colegios,

pero, la policía tiene acceso a todos los teléfonos robados...

cómo?

los teléfonos tienen un número (que no es el número de la tarjeta SIM, sino el número del mismo teléfono), acá, sale siempre en la misma cajita en que te lo venden,

y tu propio celular, le avisa a la empresa que te vendió la tarjeta, cuál es el número de tu celular (no el número de la tarjeta, sino el del celular)

y estos datos no sé si los analiza la misma empresa o se los pasa directamente a la policía,

la policía llega a conocimiento de que se está hablando por un teléfono robado.

Esto lo sé, porque a una amiga la fue a buscar la policía a la casa, ya que había comprado un celular de segunda mano y resulta que era robado !!!

la policía tenía todos los datos, incluso a quién había llamado y cuándo...

Supongo que, si el celular se lo llevan a Rusia, Rumania o Polonia, ya no se puede hacer nada...

Un abrazo L.A.!

L.A. dijo...

Que increible lo que cuentas Marta!
Esas son las ventajs de vivir en un país desarrollado, no? :)

Algún día podrías intentar exportar esas ideas hacia Chile. Serían muy bienvenidas!

Marta Salazar dijo...

es sólo una custión técnica,

el lado malo es que el estado es omnipresente y que esta vigilancia de los usuarios de celulares, cuesta plata (dinero),

ahora es obligación que las empresas guarden durante 6 meses, toda la información de a quienes llamamos, durante cuánto tiempo y por qué,

ha habido, sobre todo entre la gente joven y cibernáutica, algo de protesta, pero muy poca... en comparación con lo que podría haberse hecho,

por otra parte, el número del celular lo tienes que tener tú y entregarlo a la policía tú mismo si te roban el teléfono, lo sé porque a mí me han robado dos,

menos mal que tenía las cajas! si no, no habría sabido cuál era el número;

lamentablemente estos dos celulares no los encontraron nunca...

Un abrazo querido L.A.!